La joven Carole  Méndez ganó anoche el primer lugar de la cuarta versión del festival “Mi voz para  Cristo”, que organiza cada año el programa Voces, conducido y producido por Ángela Medina.

La final se realizó en medio de un gran espectáculo montado en el auditorio de la Casa San Pablo.

Méndez, una de los 12 finalistas que participaron en la Gran Final,   convenció a los miembros del jurado al interpretar la canción “Algo grande viene”.

El segundo lugar  fue para  Johan Casilla, con la canción “Ese fuego”, y el tercer puesto  fue para Cecilia Parades, al interpretar “Por la vía dolorosa”.

En el festival, por primera vez, fueron reconocidas dos de las participantes con los premios al compañerismo y la colaboración. Las ganadoras fueron   Esmeiry Morris y Laura Polanco.

El jurado  tuvo una ardua tarea para seleccionar a los triunfadores, ya  que todos tenían buenas condiciones de voz. La producción estuvo a la altura de cualquier otro festival.

.